Japón sorprendió a Alemania 2-1

Croacia y Marruecos en ceros
23 noviembre, 2022
Volvió «La Furia Roja» con muenda histórica
23 noviembre, 2022
Comparte este contenido!

Imagen

 

El equipo nipón  venció al germano de manera inesperaqda en el Mundial de Qatar Todo pintaba para que los europeos ganaran con facilidad, pero una valiente actuación de los asiáticos, que no dejaron de luchar, fue más grande que todo el talento e historia con el que cargaban sus rivales.

 

Sin ángulo y contra una leyenda del fútbol, así fue el gol de Asano. (Foto: Robert Cianflone/Getty Images)

 

El Estadio Internacional Khalifa fue testigo de una de las actuaciones más osadas de un equipo asiático en una Copa del Mundo. Japón asustó y derrotó a la Selección Alemana, que ni con todas sus estrellas pudo ganar. Los goles de Ritsu Doan y Takuma Asano fueron suficientes para darle un amargo debut a los alemanes. Ni Neuer, ni Muller, ni nadie pudo con el embate asiático. Sí, parte de la culpa es de los europeos, quienes no fueron lo que su historia les demanda: determinantes. Tuvieron llegadas para aumentar la ventaja, pero no lo concretaron. Eso le dio vida a un equipo que amenaza a cualquiera.

 

Imagen

 

 

Japón no fue superior durante todo el tiempo, tuvieron que resistir. Hasta el minuto 75 estaban abajo en el marcador. Todo parecía el escenario cantado, Alemania venciendo y siendo candidata. Pero llegó Dohan quien aprovechó el balón muerto que dejó Manuel Neuer. El empate estaba pero buscarían más. Luego, llegó el 2 a 1 gracias a la fortaleza de Asano, quien se incrustó hasta el área chica de los alemanes. Ni el achique de una de las leyendas de la portería pudo detener la sopresa consumada por Japón.

 

 

Imagen

 

 

A pesar de que fueron superiores a su rival gran parte del partido, los dirigidos por Hansi Flick no lograron plasmarlo con un resultado más abultado, y lo terminaron lamentando en los últimos minutos. Su rival se las ingenió para complicarlo y le hizo pagar caro sus errores. De hecho, le costó romper la paridad. Primero había avisado con un cabezazo de Antonio Rüdiger a la salida de un tiro de esquina que se marchó junto al palo izquierdo del arco de Shuichi Gonda, y poco después con un fuerte disparo de Joshua Kimmich que sacó el arquero.

 

Imagen

 

Hasta que un error de Gonda le permitió tener un penal a favor por una infantil falta sobre David Raum. Ilkay Gündogan se hizo cargo de la ejecución y con una definición al medio del arco, cuando el arquero se había inclinado a su izquierda, le alcanzó para ponerse arriba. A partir de allí, se profundizó el dominio teutón. De hecho, Jamal Musiala intentó con un disparo desde el borde del área que salió por encima del travesaño y previo al cierre del primer tiempo, Kai Havertz empujó el balón a la red, pero el árbitro anuló su gol por offside.

Ya desde el inicio de la segunda parte, Serge Gnabry lo tuvo con un tiro al travesaño luego de una buena jugada de Thomas Müller, mientras que Musiala se lo perdió por arriba después de un buen movimiento personal. Hasta el mismo Gündogan pudo ampliar con un tiro al palo. Luego, el ingresado Jonas Hofmann se lo perdió mano a mano con el arquero, aunque no fue la única gran salvada de Gonda en la tarde. Luego atajó por duplicado ante Gnabry, primero con un cabezazo y después en el rebote. Eso le permitió soñar a los de Hajime Moriyasu.

 

Imagen

 

 

Precisamente, Manuel Neuer salvó a Alemania ante un disparo de Junya Ito que luego Hiroki Sakai desperdició el rebote frente al arco. Y minutos después, Ritsu Doan no perdonó con el rebote del arquero tras un tiro cruzado de zurda de Takumi Minamino por la izquierda. Con la paridad, Japón no bajó los brazos y fue por más. Justamente, aprovechó los espacios y las desatenciones en defensa de su rival. Takuma Asano le ganó las espaldas a Nico Schlotterbeck, llegó a línea de fondo, y casi sin ángulo definió alto mano a mano con Neuer.

 

 

 

Pese a un intento de León Goretzka desde afuera que se fue cerca y la arremetida en los últimos minutos, el conjunto asiático logró aguantar la ventaja hasta el cierre del encuentro y se quedó con una sorpresiva victoria en Khalifa para darle un golpe a la ilusión alemana. Luego de la caída, Alemania tendrá un compromiso decisivo el próximo domingo cuando enfrente a la Selección española mientras que Japón será rival de Costa Rica el mismo día. Será a todo o nada para los de Flick, que necesitarán ganar o ganar para seguir en el certamen.

 

Imagen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *