Estados Unidos Campeón de Liga de Naciones

U$6 millones por cromo de Babe Ruth
7 junio, 2021
Eliminatorias: Brasil expone invicto en Asunción
8 junio, 2021

Comparte este Contenido!

La primera edición de la Liga de Naciones de la Concacaf fue para la Selección de las Barras y las Estrellas después de una emocionante victoria por 3-2 en tiempo extra sobre sus rivales México. Tercera fue Honduras en la Final4 de la Concacaf 2021 en Empower Field de Mile High, en Denver, Colorado.

 

Imagen

 

Christian Pulisic marcó un gol en la prórroga y el portero suplente Ethan Horvath detuvo un penalti para sellar el triunfo de Estados Unidos. Fue un comienzo de ensueño para México, ya que un error en la defensa de Estados Unidos permitió a Jesús Corona anotar el gol para tomar una ventaja de 1-0 a solo 70 segundos de iniciado el partido. Sin embargo, Estados Unidos respondería en el minuto 27, cuando un cabezazo de Weston McKennie, en un tiro de esquina, pegó en el poste y cayó directamente a los pies de Gio Reyna, quien disparó a pocos metros de la portería para poner el 1-1.

 

Imagen

México buscó recuperar el control por medio de Hirving Lozano, quien parecía listo para anotar el segundo de la noche al minuto 43, pero se le negó por una espectacular atajada del portero estadounidense Zack Steffen. Los equipos intercambiaron oportunidades a medida que el juego se desarrollaba en la segunda mitad, con México acercándose por medio de un disparo de Carlos Rodríguez. Estados Unidos respondió y por poco, en el minuto 62, marca la diferencia, pero el minuto 69 apareció el portero mexicano Guillermo Ochoa para sacar un remate de cabeza de McKennie.

 

Imagen

 

Las cosas estaban al filo de la navaja entrando en el último cuarto de hora, y México tomó la ventaja al minuto 79 cuando Diego Lainez, a pocos minutos de haber ingresado al partido, disparó un zurdazo para darle a México una ventaja de 2-1. Pero una vez más hubo respuesta de Estados Unidos. Fue un cabezazo de McKennie el que regresó a Estados Unidos al partido con el 2-2 en el minuto 82. Los equipos iban y venían y Horvath, que había reemplazado al lesionado Steffen, hizo una parada impresionante a un nuevo disparo de Lozano.

 

Imagen

 

Sonó el silbato final del partido y entonces llegaron los 30 minutos de prórroga. Por primera vez en la noche Estados Unidos tomó la delantera, 3-2, cuando Pulisic convirtió un penalti a los 114 minutos tras recibir una falta en el área de México. Le tocaba a México responder y tendría una chance en el 120+4′, cuando se sancionó penalti luego de una mano estadounidense en el área, pero Horvath apareció con la gran atajada en el tiro penal de Andrés Guardado para mantener la ventaja de Estados Unidos hasta que llegó el silbato final.

Imagen

DT Gregg Berhalter, feliz 

 

Imagen

 

El máximo responsable técnico de la selección de fútbol de Estados Unidos dijo sentirse «muy feliz» y «satisfecho» por el gran triunfo que el equipo consiguió frente a México (3-2) en el partido de la final de la Liga de Naciones de la Concacaf. Pero también se mostró muy crítico por el espectáculo vivido en el Empower Field en Mile High (Denver), donde se disputó el partido ante más de 34.000 aficionados, el 40 por ciento del aforo permitido por los protocolos de salud del Covid-19, debido a que el público lanzó numerosos objetos al campo.

 

Imagen

 

«Supimos reaccionar después de cada gol que nos marcaron y al final la actuación de Christian Pulisic al marcar el penalti y luego las acciones de Ethan Horvath, que impidió que nos empatasen, fueron decisivas», declaró Berhalter al concluir el partido, que se tuvo que definir en la prórroga. «No es fácil superar a un rival como México», aseguró. Berhalter admitió que conseguir el título era un plus importante de cara a las próximas competición dentro de la Concacaf como serán la Copa Oro y el inicio de la fase de clasificación al Mundial de Catar 2022.

 

«Ahora seguro que llegaremos con más confianza y también como equipo más equilibrado que puede recuperarse y superar situaciones complicadas», valoró Berhalter. «Más cuando se trata de una rivalidad como la que existe entre ambos equipos, que siempre está cargada de intensidad y pasión dentro y fuera del campo». El entrenador estadounidense también recordó que dentro del equipo hay una nueva generación de jóvenes jugadores que están comenzando su trayectoria como elementos importantes dentro de la selección.

«Por eso considero de gran importancia la victoria. Los jóvenes deben aprender a vencer. Este partido fue muy difícil, fue una cuestión de planificar el juego, ejecutar el plan, pero también de lucha. Para los jóvenes fue muy importante ganar este partido, se deben de acostumbrar a estos resultados y a la intensidad de estos partidos». Berhalter alabó el gran fútbol que presentó como siempre México y de ahí que ganar al mayor rival en un nuevo «clásico» de la Concacaf era doblemente importante. «Fue difícil, pero los chicos tienen todo el crédito por lo que lograron. Tuvimos un equipo campeón de esta noche», afirmó. «Ahora debemos pensar en el futuro con mayor entusiasmo y confianza».

 

Imagen

 

En cuanto al mal comportamiento de algunos de los aficionados presentes en el partido, Berhalter calificó las acciones como «bochornosas» y «faltas de respeto». Las acciones a las que se refería Berhalter fueron las que se dieron después que Estados Unidos marcó el tercer gol y los jugadores fueron a celebrarlo al lado de las gradas. De inmediato se generó una auténtica locura por parte de los aficionados que comenzaron a lanzar vasos y botellas llenas de agua que golpearon a algunos jugadores, incluido el delantero de Estados Unidos Gio Reyna, que ya había sido sustituido.

También varios individuos se metieron en el campo y como ya es habitual cuando juega México también se escuchó el grito homofóbico contra el portero del equipo rival lo que obligó al árbitro del encuentro, el panameño John Pitti, a parar el juego durante tres minutos. «Una falta de respeto, pero pudo haber sido peor», mencionó tras terminar el encuentro. «Este partido está en sintonía con la herencia de la rivalidad entre México y Estados Unidos. Esto forma parte del fútbol, pero hay que saber comportarse dentro y fuera del campo con deportividad», agregó.

 

Imagen

Honduras tercero, con Buba portero MVP

 

Imagen

 

 

 

La selección de Honduras venció este domingo 5-4 a Costa Rica en la muerte súbita de la serie de penaltis del partido por el tercer puesto de la Final Four de la Liga de Naciones de la Concacaf tras concluir el tiempo reglamentario empatado (2-2). El gol decisivo en la serie de penaltis, fue el sexto que marcó el defensa Ever Alvarado, que había salido en la segunda parte, después que al mediocampista Yeltsin Tejada, de Costa Rica, le había parado tu disparo el arquero de Honduras, Luis López.

 

Imagen

 

La acción de López que ya le había parado a Ariel Lassiter el tercero de la ronda reglamentaria, le iba a convertir en el héroe del equipo de Honduras que durante todo el partido se había merecido la victoria por el juego que desarrolló sobre el campo. Pero una vez más los errores de definición en el ataque y falta de concentración en la defensa hizo que el partido tuviese que decidirse en la serie de penaltis. Honduras, que había perdido en la semifinal frente a Estados Unidos por 0-1, también con un gol en el minuto 89, vio como a los 8 de iniciado el encuentro frente a Costa Rica ya estaba abajo en el marcador.

 

El delantero del León, de la Liga MX, Joel Campbell, se encontró con un balón que le puso por la banda izquierda Bryan Oviedo y pilló descolocada a la defensa para marcar con la rodilla desde el área chica. No hubo más goles en la primera mitad, aunque Honduras fuese de nuevo la que dominase y tuviese una ocasión clara de empatar cuando al minuto 34, Edwin Rodríguez disparó potente de pierna derecha desde fuera del área y el balón se estrelló en el poste izquierdo con el arquero de Costa Rica, Leonel Moreira, batido.

 

Imagen

 

Honduras se había merecido más por su juego y lucha en el campo y en la segunda parte salió a demostrarlo de nuevo, pero esta vez si acertó con el gol cuando al minuto 48, el propio López, la joven promesa de 21 años del fútbol catracho ponía el empate a 1-1 en el marcador. Luego fue todo un recital de buen juego de Honduras que superó a Costa Rica en todas las facetas con claras ocasiones de haber conseguido el segundo gol, que al final llegó al minuto 80 por mediación del delantero Alberth Elis, otro de los jugadores catrachos destacados.

 

Imagen

 

Pero como ya es habitual en Honduras cuando tenía todo a su favor para asegurar la victoria antes que concluyese el tiempo reglamentario, al minuto 85, en un tiro libre, su defensa perdió la marca al defensa costarricense Francisco Calvo que subió a rematar y le hizo a placer con la cabeza para poner el empate a 2-2 en el marcador. Un resultado que no reflejaba lo que había sucedido en el campo ni en las estadísticas con apenas cuatro remates, dos a puerta y dos goles de Costa Rica, por 11 de Honduras, que tuvo un 52 por ciento la posesión del balón. Al final llegó la tanda de penaltis y Honduras con el arquero López, de figura, consiguió un merecido tercer puesto, mientras que Costa Rica demostró ser el equipo más débil del torneo.

 

Imagen

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *