Copa América en Brasil pierde crédito  

Benzema lesionado en Francia
9 junio, 2021
Tyson critica a Mayweather por pelea
9 junio, 2021

Comparte este Contenido!

Image

 

Jugadores de la selección brasileña de fútbol criticaron la decisión de último minuto de cambiar la sede de la Copaen medio de un aumento de las infecciones de coronavirus, pero dijeron que participarían en el torneo de 10 países que comienza el domingo en Brasilia.

 

La salida de la Confederación del presidente Rogerio Caboclo destrabó un problema de difícil solución en Brasil, que al final jugará la Copa América

 

Brasil fue seleccionado inesperadamente para organizar la Copa América luego de que los anfitriones originales debieron dar un paso al costado. Colombia se retiró en medio de una serie de protestas y Argentina lo hizo por un aumento de los casos de COVID-19. Múltiples reportes de prensa en Brasil reportaron que los jugadores estaban molestos debido a que no se les había consultado la decisión, así como por las posibles consecuencias en la salud pública, y algunos futbolistas supuestamente estaban reacios a participar.

En un comunicado publicado en línea el miércoles, los jugadores brasileños se declararon «insatisfechos» con la manera en que la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) tomó la decisión. «Por diversas razones, ya sean humanitarias o profesionales, estamos insatisfechos con la conducción de la Copa América por parte de la Conmebol», afirmaron los jugadores. «Todos los hechos recientes nos llevan a creer en un proceso inadecuado en su realización».

 

 

Agregaron que no querían hacer de su oposición un tema político y dijeron que nunca habían considerado un boicot. «Estamos en contra de la Copa América, pero nunca le diremos no a la selección brasileña». El comunicado se conoció poco después de que Brasil venció 2-0 a Paraguay en un partido por las eliminatorias disputado en Asunción, un resultado que los mantiene en la primera posición para clasificar al Mundial de Qatar 2022. La decisión del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, de autorizar la organización del torneo fue recibida con sorpresa, dado que el país ha registrado más de 476.000 muertes por el COVID-19, más que cualquier otro país después de Estados Unidos. Brasil jugará el primer partido del torneo contra Venezuela el 13 de junio. Los encuentros se disputarán en cuatro ciudades, antes de culminar con la final en Río de Janeiro el 10 de julio.

 

Image

El Comunicado

 

“Cuando nace un brasileño, nace un aficionado. Y para los más de 200 millones de aficionados escribimos esta carta para expresar nuestra opinión en cuanto a la realización de la Copa América. Somos un grupo con cohesión, pero con ideas distintas. Por diversas razones, ya sea humanitarias o de índole profesional, estamos insatisfechos con la conducción de la Copa América por parte de la Conmebol, fuera cedida tardíamente en Chile o incluso en Brasil», comenzó la carta.

«Todos los hechos recientes nos llevan a creer en un proceso inadecuado en su realización. Es importante destacar que en ningún momento quisimos hacer esta discusión de nuestra posición, seguimos lo que publican los medios y estamos presentes en las redes sociales. También hablamos para evitar que circulen más noticias falsas que involucren nuestros nombres sin los hechos verdaderos», agregan. «Finalmente, recordamos que somos trabajadores, profesionales del fútbol. Tenemos una misión que cumplir con la histórico camiseta verde amarilla pentacampeona del mundo. Estamos en contra de la organización de la Copa América, pero nunca diremos nada de la Selección Brasileña”, sentencian.
Image

Image

 

Sin Mastercard

 

 

Mastercard Inc decidió retirar de forma temporal sus marcas de la Copa América, en medio de críticas sobre la decisión de último minuto de celebrar el torneo de fútbol en Brasil, que sufre uno de los peores brotes mundiales de COVID-19. En un comunicado enviado a Reuters el miércoles, Mastercard dijo que decidió no «activar» su patrocinio de la Copa América en Brasil tras un concienzudo análisis. La compañía de pagos seguirá siendo un patrocinador del torneo de fútbol, tal y como ha hecho desde 1992.

La semana pasada, los organizadores de la Copa América, que comienza el domingo, trasladaron inesperadamente el torneo a Brasil después de que la coanfitriona Colombia se retiró debido a disturbios civiles y Argentina por un aumento en los casos de COVID-19. El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, que ha minimizado la gravedad del coronavirus y ha luchado contra los confinamientos, dio su apoyo a la medida. Pero los expertos en salud pública, los jueces de la Corte Suprema y los futbolistas brasileños cuestionaron la conveniencia de organizar el torneo en medio de una pandemia devastadora.

Más de 475.000 brasileños han muerto a causa del COVID-19, la peor cifra oficial fuera de Estados Unidos, y los expertos advierten que se acerca una tercera ola junto con el invierno en el hemisferio sur. La selección brasileña de fútbol se refirió a preocupaciones «humanitarias» en un comunicado en el que criticó la organización de la Copa América el miércoles, pero se comprometió a participar en el torneo tras los rumores de un potencial boicot.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *