Bucks ganan 3-2 pero Suns no se rinden

USA y Canadá a Cuartos de Final
16 julio, 2021
Catrachos sólidos a Cuartos de Copa Oro
18 julio, 2021
Comparte este contenido!

El quinteto de Chris Paul y Devin Booker sufrió una dolorosa derrota en casa ante los Venaditos de Milwaukee 119-123 que les deja al borde del abismo en estas Finales, pero el veterano base defendió que aún no hay nada decidido y pidió a su equipo que esté preparado para el próximo partido este martes.

 

 

Image

 

 

 

 

 

 

 

«Sabíamos que esto no iba a ser fácil. No esperábamos que lo fuera. Es duro. Nuestro entrenador nos lo ha dicho todo el año: lo que queremos está al otro lado de lo duro. Y no puede ser más duro que ahora», dijo en una rueda de prensa. «Así que tenemos que reagruparnos y aprender de esta derrota. Pero esto no se ha acabado: tenemos que estar listos para el sexto partido», añadió.

 

Image

 

Los Bucks lograron una enorme victoria a domicilio frente a los Phoenix Suns que abre la posibilidad para que los de Milwaukee, que dominan por 2-3 las Finales, puedan coronarse ante su público el próximo martes en el sexto partido. Los Bucks arrebataron a los Suns el factor cancha con un brillante rendimiento de su trío estelar: Giannis Antetokounmpo (32 puntos, 9 rebotes, 6 asistencias), Khris Middleton (29 puntos y 7 rebotes) y Jrue Holiday (27 puntos y 13 asistencias). Por parte de los Suns, Devin Booker anotó 40 puntos, pero durante la mayor parte del encuentro se vio muy solo en ataque.

 

 

 

Hasta los últimos compases del encuentro, los Suns echaron en falta la mejor versión de Chris Paul, que al final acabó con 21 puntos y 11 asistencias y que fue clave para intentar la remontada. A Paul le preguntaron concretamente por el segundo cuarto del partido, que comenzaron con un claro 37-21 a favor pero que terminó en el descanso con un 61-64 para los Bucks tras un descomunal parcial de los visitantes (24-43). «Los partidos duran 48 minutos. Volveré a ello y veré ese segundo cuarto, pero tenemos que jugar como empezamos el partido. Tenemos que conseguir un partido entero así, especialmente yendo a Milwaukee», comentó.

 

Image

 

DT de Team USA Popovich contento

 

 

 

El entrenador de la selección de baloncesto masculino de Estados Unidos, Gregg Popovich, antes que se disputase el sábado el quinto partido de las Finales de la NBA, que ganaron los Milwaukee Bucks (119-123), dijo que se sentía muy feliz por el gran rendimiento del base Jrue Holiday, el alero Khris Middleton y el escolta Devin Booker.

Los tres estarán con el equipo nacional cuando concluya la final, que podría ser el próximo martes con el sexto partido de la serie al mejor de siete que ahora está 3-2 favor de Milwaukee, donde se va a jugar. Anoche, los tres, en el quinto partido, se combinaron para anotar 96 puntos. Su primera gran prueba de fuego la van a tener cuando se enfrenten a España en el último partido de exhibición, en el que Estados Unidos, a pesar de las ausencias de Holiday, Middleton y Booker, pretende demostrar los avances que han logrado en su preparación, además de incorporar al alero Keldon Johnson y el pívot JaVale McGee, sustitutos de Bradley Beal (Covid-19) y Kevin Love (baja forma).

 

Image

 

«He visto los partidos», dijo Popovich hace unos días cuando se le preguntó si estaba viendo las Finales de la NBA. «Tengo que admitir que veo a tres muchachos más de lo que veo a los equipos. Simplemente no puedo evitarlo. Sigo observándolos, sigo esperando que se mantengan saludables. Y luego, todos pensamos en cuál sería la mejor manera de incluirlos y mezclarlos en el grupo. No hay una fórmula mágica para eso». Pero tanto Popovich como la USA Basketball sabían que estaban tentando a la suerte al elegir jugadores que tenían la oportunidad de ir a las Finales de la NBA, pero no tenían otra opción dado el plazo.

Terminaron con tres y podrían haber sido más; los estadounidenses intentaron que el veterano base de los Suns, Chris Paul, se comprometiera a formar parte del equipo que viajase a Tokio, pero finalmente decidió no jugar en la selección nacional. El avión, un vuelo charter, que transporta al equipo olímpico, al menos parte de el mismo, a Tokio, sale de Las Vegas el lunes por la mañana. Esa será la parte, la prolongada ausencia de Holiday, Middleton y Booker con el equipo, que no gusta a Popovich, pero ya ha admitido que se siente muy «satisfecho» de haber hecho su selección por el gran desempeño que están teniendo en las Finales, un buen augurio de todo lo positivo que pueden ofrecer al equipo nacional.

 

 

Además, Popovich tiene lazos muy profundos con el entrenador de los Bucks, Mike Budenholzer, su hombre de confianza de muchos años con los San Antonio Spurs y también con el de Phoenix, Monty Williams, que también lo tuvo entre sus asistentes. A pesar de toda su experiencia y títulos, Popovich ha admitido que no está seguro de cómo va a funcionar la integración de Holiday, Middleton y Booker cuando lleguen al equipo, dado que no hay una fórmula mágica.

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *