Despega Serie Mundial entre Red Sox Vs. Dodgers

“TouchDown”  Latino en NFL
20 octubre, 2018
Hamilton quiere ser Rey en México
23 octubre, 2018

Comparte este Contenido!

Alex Cora primer Mánager Latino boricua en dirigir en una Serie Mundial. Con las Medias Rojas quiere hacer diferencias desde el primer juego este martes.

Mientras Cora reflexiona sobre el significado ser un pionero como dirigente puertorriqueño, también trata de mantenerse firme en su intento de completar la tarea de ganar un campeonato con esta edición de los Patirrojos. “Siento que represento no solamente a los puertorriqueños en la isla, sino a los puertorriqueños a través del mundo”, dijo Cora, quien ganó un anillo de campeón en el 2017 como coach de la banca de los Astros de Houston y en el 2007 como jugador de los mismos Medias Rojas. “Todos sabemos lo que pasó el año pasado. María nos dio bien fuerte. Como país, hemos hecho un buen trabajo a la hora de luchar. “Sé que hay mucha gente (en Puerto Rico) orgullosa de mí, lo que he hecho durante el año. Pero yo también estoy orgulloso de ellos”. “Tengo un trabajo que hacer y mi trabajo es ser el dirigente de los Medias Rojas de Boston”, dijo. “Entiendo la plataforma, entiendo todo lo que trae. Pero al final, hay un trabajo que hacer. Yo creo que eso es lo que me mantiene enfocado en lo que es más importante, que es ganar la Serie Mundial”.

Los jardineros Cody Bellinger y el cubano Yasiel Puig  de Dodgers de Los Angeles fueron claves a domicilio para el 1-5 a los Cerveceros de Milwaukee en el decisivo 7o  partido de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.

Los Dodgers, por primera vez en cuatro décadas, repetirán presencia en la Serie Mundial, que el año pasado perdieron ante los Astros de Houston, y ésta vez van a disputar contra los Medias Rojas de Boston, campeones de la Liga Americana, que tendrán la ventaja de campo cuando el martes de comienzo en el Fenway Park el “Clásico de Otoño” número 114. Los Dodgers, que no avanzaban al clásico de otoño en temporadas consecutivas desde 1977-78, disputarán el campeonato contra Boston por segunda ocasión en la historia y por primera vez desde 1916, cuando se llamaban Robins de Brooklyn.

Los Medias Rojas ganaron ese “Clásico de Otoño” en una serie corta de cinco partidos. El derecho Walker Buehler y los relevistas, el mexicano Julio Urías, Ryan Madson, Kenley Jansen y Clayton Kershaw limitaron la ofensiva de los Cerveceros a siete imparables y una carrera y poncharon 12 bateadores rivales. Mientras que la ofensiva de los Dodgers volvió a castigar al trabajado cuerpo de relevo de Milwaukee, que esta vez no pudo aguantar el poder del bateo oportuno del equipo californiano. El relevista Madson (2-0) fue el ganador y el abridor venezolano Jhoulys Chacín (2-1), que cedió el cuadrangular de dos carreras de Bellinger, el derrotado. Puig, que jugó su partido más completo en lo que va de playoffs, tuvo de 4-3 con tres impulsadas, Bellinger se fue de 4-2 con dos remolques y Machado de 4-2 con anotada.

El jardinero Christian Yelich, quien tenía de 24-4 sin empujada en la serie, sacó una recta de 98 millas por hora del novato Buehler por encima de la verja del jardín derecho para poner a los Cerveceros al frente en la primera entrada en su primer juego de vida o muerte desde que perdieron el séptimo choque de la Serie Mundial de 1982. Fue el segundo cuadrangular de Yelich en los playoffs y el primero desde el Juego 1 de la Serie de División. Pero Buehler no volvió a permitir carreras, aunque se quedó a un out de ser elegible para optar por el triunfo.

El derecho de 24 años trabajó cuatro entradas y dos tercios, permitió seis imparables y una carrera, no otorgó pasaporte y ponchó a siete bateadores rivales. El zurdo mexicano Urías relevó a Buehler en el quinto episodio para enfrentar al peligroso Yelich, quien conectó bien por el jardín izquierdo, pero fue víctima de una gran atrapada de Chris Taylor. A pesar que Machado volvió a ser abucheado de forma estruendosa por los seguidores de los Cerveceros, en el segundo episodio, tocó por sorpresa en cuenta de 3-2 contra Chacín para anotarse hit al cuadro y anotar delante de Bellinger, quien bateó un enorme cuadrangular por el jardín derecho. Hasta ese momento, Chacín no había aceptado carreras en los playoffs, pero a partir de ese momento todo cambió a peor para los Cerveceros.

Cuando los Cerveceros pusieron dos corredores en circulación con dos outs en el cierre del episodio, el piloto Craig Counsell mandó a batear de emergente al curazoleño Jonathan Schoop por Chacín, quien entró al encuentro con marca de 2-0 y apenas seis imparables permitidos en 10.1 entradas en dos salidas en los playoffs. Cuando comenzó la Serie de Campeonato, el bullpen era considerado la gran fortaleza de los Cerveceros y la gran duda de los Dodgers, que al final la despejaron a su favor y el premio fue estar de nuevo en la Serie Mundial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *